A los visitantes...

Este Blog responde a mi inquietud por compartir historias y fotografías relacionadas con pilotos, marcas y personajes ligados a la F-1. Las fotografías en su gran mayoría han sido recopiladas de foros y páginas webs, si alguien piensa o siente que alguna de ellas le pertenece o es autor directo y no quiere que sea exhibida en el blog puede contactarme vía e-mail. En caso de extraerse material del blog, se ruega citar la fuente o el autor de lo que se ha tomado. Se agradecen las lecturas y cualquier comentario, aporte o corrección es muy bienvenido.
_____________________________________________________________________________________

jueves, 20 de septiembre de 2012

Eugenio Castellotti: "Cambio de planes"

_____________________________________________________________________________________


En la localidad de Lodi cerca de Milán, nació Eugenio Castellotti el 10 de octubre de 1930, en el seno de una familia aristocrática. Como piloto gozó de mucha popularidad por su estilo audaz de pilotar, competitivo y veloz con gran adaptación bajo condiciones de lluvia y su personalidad algo arrogante de hombre exitoso y adinerado. Siempre elegante, solía llevar ropa diseñada por su entonces pareja Delia Scala, diseñadora, actriz y bailarina italiana, relación que le tenía como centro de la prensa rosa. No obstante tenía la admiración de sus compatriotas quienes veían en él al sucesor inmediato del desaparecido campeón Alberto Ascari.


Cuando comenzó a competir con 20 años de edad lo hizo al mando de una Ferrari Sport que había comprado, el debut oficial fue el 1 de abril de 1951 con el equipo Marzotto durante el 11º Giro de Sicilia y ese mismo mes tomó parte en las Mil Millas siendo sexto en su categoría, pero muy relegado en la clasificación general. También participó en la Copa de oro de Siracusa, siempre con la Scuderia Marzotto.

Luego integró la Scuderia Guastalla y en 1952 su nombre comenzó a hacerse más conocido cuando ganó el GP de Portugal, para posteriormente ser segundo en una carrera de F-2 en Montecarlo, tercero en Bari y el 9 de marzo primero en su clase en el Tour de Sicilia. Pero su mayor reto fueron las Mil Millas, enfrentando a nombres como Taruffi, Biondetti, Bracco, Fagioli, entre otros, donde llegó a ubicarse segundo, pero tras el paso por los Apeninos abandonó la prueba.

Durante 1953 se consagró campeón de Montaña en Italia logro que repitió en 1954 en la categoría Sport. Tras estos resultados Lancia lo contrata para la Carrera Panamericana donde es tercero detrás de Juan Manuel Fangio y Piero Taruffi. Además, ganó las 10 horas de Messina y ya para 1954 toma parte de algunas carreras del Campeonato de marcas representando al equipo italiano.

Fue entonces que debutó en F-1 haciendo equipo con otros dos grandes pilotos Ascari y Villoresi, su primera participación en la categoría fue en el GP de Argentina en 1955 sin lograr terminar la competencia. En Pau, prueba fuera del calendario consiguió la segunda ubicación, puesto que repitió soberbiamente en el trazado callejero de Mónaco.

Pero todo aquello se opacó con la muerte de Ascari pocos días después, donde Eugenio estuvo de alguna manera relacionado, ya que él cedió su coche y casco al campeón italiano, con el que encontró el fatídico desenlace. La pérdida le provocó gran dolor al joven piloto. No obstante, en el siguiente Gran Premio, en Bélgica consiguió su primera y única Pole Position por delante de Fangio, Moss y Farina demostrando su potencial como piloto, aún cuando en la largada cedió tempranamente ante la poderosa Mercedes de Fangio y tuvo que abandonar la carrera. Así Castellotti mostraba sus cualidades que podrían llevarlo al título en el futuro cercano.


Sin embargo Lancia no obtuvo los resultados esperados y abandonó la F-1 con problemas financieros cediendo coches y pilotos a Ferrari, fue así que Eugenio pasó a formar parte de la Scuderia de Don Enzo.

En el GP de Italia de aquel año, la superioridad de Mercedes era tan manifiesta sobre el resto, pero Castellotti los enfrentó y arribó tercero con una disminuida máquina. Misma posición consiguió en el mundial.

Para 1956 Fangio llegó a Ferrari como gran estrella precedido de 3 títulos mundiales, con él Castellotti entabló una cercana relación complementandose en carreras como las 12 Horas de Sebring que ganaron a bordo de una Ferrari 860 Monza. Quizás ese fue su mejor año, más cuando ganó las Mil Millas bajo un aguacero y practicamente sin gafas superando a todos sus compañeros, también fue segundo en los 1000 Kilómetros de Nürburgring otra vez con Fangio, cuarto en el Gran Premio de Mónaco de F-1 y en el mes de Julio obtuvo una victoria en Ruan conduciendo una Ferrari Sport donde relegó a Stirling Moss al segundo lugar.

Durante el GP de Francia marchaba primero, pero por órdenes de equipo debió ceder protagonismo ante Collins que disputaba la posibilidad del título mundial y conformarse así con la segunda plaza. Pero no sólo Fangio y Collins le restaban protagonismo, sino también Hawthorn y Musso, este último precisamente se volvió un duro rival para Castellotti. Muestra de ello fue el duelo sostenido por ambos en el GP de Italia, una batalla rueda a rueda por algunas vueltas. Terminó esa temporada en la sexta posición, con sólo 7.5 puntos.

Eugenio y su pareja Delia Scala.

1957 comenzaba temprano, con la disputa del GP de Argentina donde fue el mejor de los pilotos de Ferrari en las prácticas. Esta vez los rivales a vencer eran las Maserati que dominaron la carrera. Castellotti abandonó.

Siete días después gana los 1.000 kms de Buenos Aires junto a Gregory, Perdisa y Musso, además comparte la tercera posición con De Portago y Collins en la misma carrera. Una semana más tarde, en el GP de Buenos Aires arribó tercero. Su última competencia sería en el GP de Cuba.

Al volver a Italia debía prepararse para la cita en Sebring, y estando en Florencia disfrutando unos días de descanso fue llamado por Enzo Ferrari quien le requiere en Modena inmediatamente ante las pruebas que realizaba allí el equipo Maserati con Behra registrando el record para la pista, cosa que no le hacía gracia al Comentattore, fue así que Eugenio acudió prontamente para integrarse a las pruebas en el coche de F-1. Era el 14 de marzo, visiblemente cansado se sube al coche y tras dar tres giros, mientras tomaba una doble curva a gran velocidad, se salió de la pista para estrellarse contra una barrera, saliendo despedido por el aire y recibiendo un fuerte impacto en su cabeza. Murió al instante con sólo 26 años de edad.


W.Araya C.
Fotos: Salvat, L'Unitá y Archivo Museo F-1 GP

2 comentarios:

  1. Una triste historia, lamentable final para un gran piloto. En esos años, muchos fueron los que terminaron de la misma manera. Correr carreras era todo un riesgo que se pagaba con la vida.
    Abrazos!
    http://juanhracingteam.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, era fácil morir joven, más si se era piloto. otros tiempos con cosas buenas y malas, como siempre.

      Un abrazo Juan.

      Eliminar