A los visitantes...

Este Blog responde a mi inquietud por compartir historias y fotografías relacionadas con pilotos, marcas y personajes ligados a la F-1. Las fotografías en su gran mayoría han sido recopiladas de foros y páginas webs, si alguien piensa o siente que alguna de ellas le pertenece o es autor directo y no quiere que sea exhibida en el blog puede contactarme vía e-mail. En caso de extraerse material del blog, se ruega citar la fuente o el autor de lo que se ha tomado. Se agradecen las lecturas y cualquier comentario, aporte o corrección es muy bienvenido.
_____________________________________________________________________________________

sábado, 7 de mayo de 2011

Juan Carlos Ridolfi: "Nacido entre fierros"

_____________________________________________________________________________________

Juan Carlos Ridolfi Calandria

Para quienes vivieron los años en que la Fórmula Cuatro en Chile se convirtió en la principal categoría del automovilismo nacional, el apellido Ridolfi les parecerá muy ligado a aquella época, primero por Remo Ridolfi, preparador de los autos del equipo Viceroy y por su hijo Juan Carlos Ridolfi, quien fue uno de los pilotos más ganadores en la Fórmula Cuatro a fines de los setentas y comienzos de los ochentas.


El "Lito" nació en Mendoza, Argentina el 20 de junio de 1958 y creció entre los fierros del taller de su padre, aunque su pasión inicial era el fútbol, pero una lesión le impidió dedicarse a este deporte y le llevó a encausar sus inquietudes hacia los autos. Antes de tener 10 años ya conducía con mucha pericia.

Estudió en la escuela República Argentina y en el Colegio Murialdo de Mendoza, finalizando sus estudios en la Academia de humanidades en Santiago de Chile. Más tarde realizaría estudios para ser técnico en herramientas mecánicas y en administración de empresas. Con 17 años corrió su primera carrera en Fórmula Cuatro, fue el 28 de marzo de 1976 en el circuito de Las Vizcachas, abandonó en la primera serie a causa de la rotura de una barra de dirección, pero ganó la segunda. Aquel año lograría el vicecampeonato de Chile tras Juan Carlos Silva, logro que repetiría al año siguiente.

En 1978 ya se coronaría campeón de la categoría, recibiendo el apelativo de "el pequeño piloto de las muñecas de oro", fue entonces que se aventuró a correr en el campeonato argentino en 1979, tal como lo hiciera Eliseo Salazar, pero no pudo concluír la temporada por problemas económicos. Aquel mismo año se nacionalizaría chileno y finalizaría 5º en el campeonato de Fórmula 4 nacional. En 1980 sería campeón por segunda vez, ahora con el equipo Viceroy sumando 72 puntos contra 70.5 de Santiago Bengolea.


"Conducir es lo más importante de mi vida, como creo que lo será para cada piloto. Es justamente el perfecionamiento de manejo lo que más se busca y por esa razón, uno tiene que vivir en función de ello. Es la única manera de llegar a ser un piloto de primera línea, para lo cual también es fundamental una total dedicación."

Para 1981 contaba con Sergio Santander y Kurt Horta como compañeros de equipo, Santander sería ahora el campeón y Ridolfi lo escoltó, aquella temporada condujo en algunas carreras un nuevo modelo fabricado por su padre, el Ridolfi R81-02. La escuderia Viceroy Racing Team contaba con un equipo muy profesional y se había transformado en dominador de la F-4, aunque pilotos de otros equipos como Santiago Bengolea siempre estaban en la disputa del título, así fue en 1982 cuando le dio dura batalla a Ridolfi toda la temporada.


Finalmente el Lito consiguió su tercera corona y se aprestó a participar en la nueva categoría sudamericana, la F-2 CODASUR, tomando parte en la segunda competencia promocional desarrollada en Buenos Aires a fines de 1982, apoyado por la Compañía Chilena de Tabacos y siendo parte del equipo de Guillermo Maldonado, campeón argentino de la categoría. Ridolfi fue séptimo y su buen desempeño le valió firmar para la escudería de Luis Di Palma para correr toda la temporada de 1983. "Tuve la suerte de conocer a Humberto Crespo, quien fue presidente de la Fórmula 2. El me llevó hasta donde Di Palma, en cuya escudería me abrieron las puertas insospechadamente."

Como todo piloto, soñaba con llegar algún día a la F-1, su piloto favorito era Keke Rosberg y quería realizar una buena campaña en la CODASUR para poder aspirar a viajar a Europa. Todo comenzó bien, a pesar de los problemas mecánicos previos a la carrera, finalmente consiguió un quinto lugar en Punta del Este. Lo que le dio esperanzas de realizar una buena actuación en la segunda fecha del campeonato que se haría en Las Vizcachas, circuito que conocía muy bien. Con esa ilusión corrió e hizo una buena carrera, opacada por no poder entrar en los puntos. Fue el mejor chileno ubicado en la largada de los tres representantes nacionales, saliendo desde la novena posición. En carrera marchaba séptimo hasta antes de que Maldonado tuviera problemas de neumáticos e ingresara a pits, cuando el campeón argentino retornó a pista salió detrás de Ridolfi, pero un mal entendido entre el chileno y su equipo le hizo aminorar su marcha y dejar pasar a Maldonado, perdiendo así la sexta ubicación. Ante la sorpresa posterior una vez finalizada la carrera del propio Ridolfi.


En la siguiente fecha del campeonato, en el circuito argentino de El Zonda, volvió a ser 5º, posición que repetiría en Salta. Luego de no tener suerte en Brasil, volvería a puntuar en Rafaela antes de enfrentar otra vez Las Vizcachas, pero el sabor fue más amargo que la ocasión anterior, esta vez faltando tres vueltas el motor le dijo no más cuando estaba sexto. El balance anual fue 11º en el torneo con 7puntos y ser el mejor no argentino ubicado en el campeonato.

Pese a lo que era una buena campaña deportiva, los problemas económicos para costear su permanencia en la categoría y el poco apoyo recibido, no le hicieron quedar conforme. "Creo que cumplí, porque terminé en un puesto respetable del ranking de conductores, pero tuve que pagar un precio muy alto: incomprensiones y falta de apoyo de los organismos deportivos, darles ventajas a mis rivales por falta de dinero, desgastarme en esfuerzos inútiles por obterner buenas condiciones para competir... Incluso tuve que irme en auto a Uruguay y Argentina, porque no tenía dinero para pagarme los pasajes de avión a cada uno de los circuitos".

En 1984 volvió a competir en Chile en la naciente F-3 Nacional debutando con un segundo puesto en la segunda carrera de la temporada, además lo hizo conduciendo un auto completamente construído en Chile por su padre, el RR01, aunque insistía en que sólo se dedicaría a la F-2 y al Rally Nacional donde defendería a Toyota. No obstante ganó la 5ª fecha del torneo disputada en el circuito de la Base Aérea de El Bosque, luego fue tercero en La Serena y conseguiría otros podios antes de llegar a la última carrera con posibilidades de campeonar. En F-2 participó en la fecha realizada en Chile previa a la de F-3, defendiendo al equipo INI Competición, con el auto que solía conducir el brasileño Raúl Boesel. Largó tercero y terminó en sexto lugar.


Se bajó del Berta F-2 y se subió a su coche Ridolfi de F-3 para disputar el título nacional. Kurt Horta del equipo Viceroy era puntero del campeonato con 51 puntos y Ridolfi tenía 44. Horta abandonó promediando la prueba y tuvo que esperar el desenlace de la carrera como espectador, lo que fue un duelo vibrante hasta el final entre Santiago Bengolea y Ridolfi, que finalmente ganaría Bengolea superando por centésimas a Ridolfi, permitiendo a Horta ser campeón por un punto de diferencia. Aún con el subcampeonato, Lito se daba por satisfecho, ya que no disputó todas las pruebas y condujo un nuevo modelo de auto, totalmente debutante en la categoria.

Remo y Juan Carlos Ridolfi


Comenzando la temporada 1985 gana en la primera carrera del año en El Bosque, de punta apunta con el RR01, triunfo que recibió con lágrimas por lo que significaba ganar con un auto de su padre el dia de su cumpleaños. Sin embargo no sería un buen año para Lito, avanzado el torneo recibió una suspensión de una carrera a raíz de un accidente que también involucró a Bacigalupo en la 7ª fecha del campeonato. Al retornar lo hizo con una victoria y concluiría sexto en el torneo con 25 puntos sin poder terminar la temporada debido a que fue sancionado de manera indefinida por transgreder el código deportivo internacional, al presentar una querella judicial en contra del piloto Kurt Horta del equipo JPS.

En 1986 al no poder participar en Chile, intentó incorporarse a la F-2 sin éxito, por lo que al año siguiente volvió a la F-3 nacional siendo parte del equipo "Pluma". Ridolfi ganó aquella carrera donde su otrora compañero de equipo y amigo Sergio Santander perdió la vida, triunfo que repitió dos carreras después tras la descalificaión del ganador en pista Clemente Gimeno, siendo esta su última victoria en la F-3 y también su última temporada completa que finalizó 8º.


Se le volvió a ver en la Fórmula 3 en 1989, en el equipo "Carnes Darc" consiguiendo algunos puntos, además tomó parte en la serie Desafío Marlboro Lada con el equipo "Remolques Goren", ubicándose en cuarto lugar al término del torneo. Durante 1990 participó de las últimas tres competencias en la F-3 con su propio equipo "Ridolfi Competición". Volvería por última vez a los coches de fórmula en 1991, dos años después participa de la serie Monomarca Fiat Uno obteniendo el título y luego retirándose de las competencias. Actualmente Juan Carlos Ridolfi se dedica a su taller de rectificación de motores y está ligado a la actividad deportiva mediante su rol de preparador de motores para el Rally Mobil.




W. Araya C.
Fotos: Sport y Motor, Deporte Total, La Tercera y El Mercurio.

8 comentarios:

  1. Histórias desse tipo só vindo aqui para conhecer.
    Parabéns pela reportagem.
    E obrigada pela informação.
    Grande abraço.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por leer y comentar siempre.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Genial reportaje Wladimir, y esa foto inedita que tienes de Ridolfi en el Berta del equipo INI.
    La duda que tengo si Ridolfi estuvo o no el año pasado en la carrera de las estrellas que hicieron el el Movistar Arena.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Fernando, se había perdido este comentario y ha vuelto a aparecer. Sobre Ridolfi en aquel evento no sé si habrá participado finalmente, ya que estaba considerado en la lista previa.

    ResponderEliminar
  5. Por lo que alcanzo a ver en la fopto del Berta de F2 de 1984, al parecer las publicidades de UFO estan tapadas, ese era el patrocinador de ese auto que normalmente conducia el Brasileño Raul Boesel.

    ResponderEliminar
  6. Así es, era el auto de Boesel con el cual ganó en Brasil y que Raquel Argandoña decía debían haberselo pasado a Eliseo y no a Ridolfi. :D

    ResponderEliminar
  7. Estimados, le dejo un poco de información actualizada de Lito Ridolfi, quien este año vuelve a las pistas, pero a esta vez en el Rally Mobil 2012.

    http://tacometro.grupopublimetro.cl/el-regreso-de-un-grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, conocía esta información. Es más, Tacometro utilizó fotos extraídas de mi blog tanto para su publicación impresa como para el artículo digital. Claro que no tienen la buena costumbre de citar las fuentes.

      Eliminar