A los visitantes...

Este Blog responde a mi inquietud por compartir historias y fotografías relacionadas con pilotos, marcas y personajes ligados a la F-1. Las fotografías en su gran mayoría han sido recopiladas de foros y páginas webs, si alguien piensa o siente que alguna de ellas le pertenece o es autor directo y no quiere que sea exhibida en el blog puede contactarme vía e-mail. En caso de extraerse material del blog, se ruega citar la fuente o el autor de lo que se ha tomado. Se agradecen las lecturas y cualquier comentario, aporte o corrección es muy bienvenido.
_____________________________________________________________________________________

martes, 26 de enero de 2010

Mercedes Benz W196

_____________________________________________________________________________________


En plena época dorada de las competencias automovilísticas, dos marcas de origen alemán se disputaban comúnmente los primeros puestos, Auto Union y Mercedes. Tras la merma sufrida por las grandes fábricas a raíz de la segunda guerra mundial, las marcas alemanas perdieron protagonismo en los Grandes Premios, tan sólo algunos pequeños fabricantes se hacían presentes en el Gran Premio de Alemania aprovechando el reglamento adoptado para el campeonato mundial, que se basaba en la por entonces F-2.

Cuando la economía permitió nuevamente tener un respaldo para volver, Mercedes se decidió a ser protagonista en la Fórmula 1. Alfa Romeo se había retirado, sólo Ferrari y Maserati disputaban los primeros lugares y su regreso no decepcionaría. Además el nuevo reglamento permitía comenzar prácticamente en igualdad de condiciones técnicas que el resto.

Con Rudol Uhlenhaut encabezando el departamento de competición, más los proyectistas Hans Scherrenberg, Ludwig Krause y Hans Gassmann, Mercedes construyó un bólido técnologicamente avanzado, contando con un apoyo financiero y logístico de primera línea. Los ingeniero de Mercedes se inclinaron por un motor de 8 cilindros en línea con 2.496 cm3 y una inclinación de 37º, para disminuir la altura frontal bajando así el centro de gravedad. Cuatro árboles de levas operaban 16 válvulas. Con una caja de cambios de cinco velocidades que resultaría ser una clara ventaja ante sus rivales que utilizaban de cuatro. Como gran novedad estaba el sistema de inyección directa desarrollado por la Bosch, el cuál había funcionado exitosamente en los Mercedes 300 SL de sports.


Las primeras pruebas de la carrocería fueron realizadas con un modelo a escalas de 1:5 en el túnel de viento del Instituto de Investigación del Cuerpo Técnico del Stuttgart College. Uno de los objetivos primordiales al diseñarla era maximizar la facilidad de conducción. El coche poseía un novedoso diseño aerodinámico, con neumáticos carenados, a base de una estructura espacial, formada por un gran número de tubos de pequeño diámetro. Era un nuevo enfoque para la construcción de chasis, que combinaba peso ligero con una rigidez excepcional.

Mercedes Benz se inscribió para disputar el campeonato en 1954, para ello contrató al argentino Juan Manuel Fangio, no obstante su debut sería en el GP de Francia, cuarta prueba del calendario, por lo que Fangio fue liberado por la marca para correr por Maserati a la espera del debut de las nuevas flechas de plata. Los otros pilotos escogidos fueron Karl Kling y Hans Hermann.


Debut victorioso en Francia, repetiría el argentino en Alemania, Suiza e Italia, llevándose un nuevo título mundial personal y el primero para Mercedes en la Fórmula 1. Aunque en Gran Bretaña sufrieron su primer revés al ser vencidos por la Ferrari de Froilán González, fue cuando Fangio solicitó que se le quitase el carenado a la carrocería, porque se quejaba de no poder ver el límite de las ruedas con la pista.

Fue así como Mercedes utilizó dos versiones para el W196, la versión "streamliner" y la de ruedas libres. Esto no fue impedimento para que el W196 mantuviera su potencial. La mecánica y organización de Mercedes fue difícil de igualar por sus rivales. Dominio que sería puesto en cuestión sólo durante el GP de España por el nuevo Lancia D50 conducido por Alberto Ascari, aunque aún el Lancia era frágil.

En 1955 se contrató a Stirling Moss como nuevo compañero de Fangio, conformando un equipo más sólido, el argentino volvió a llevarse el título mundial. Triunfos en Argentina, Bélgica, Holanda e Italia. En el Gran Premio Británico el honor fue para Moss secundado por Fangio que lo escoltó. Sólo fallaron en Mónaco.


Tal dominio fue frenado por una tragedia acontecida en Le Mans aquel año. Se realizaban las clásicas 24 Horas cuando el Mercedes conducido por Pierre Levegh fue catapultado por los aires y fue a caer entre el público, dando muerte a más de 80 personas. Luego del accidente varias pruebas fueron retiradas del campeonato mundial. Y al final del año Mercedes decía adiós a las competencias de F-1, bajando el telón a un breve pero exitoso regreso a los Grandes Premios.

La ausencia de Mercedes se prolongaría hasta 1995 cuando vuelven para motorizar al equipo McLaren y esta temporada se ha anunciado el regreso de Mercedes Benz como equipo nuevamente. La historia se sigue escribiendo.


W. Araya C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada