A los visitantes...

Este Blog responde a mi inquietud por compartir historias y fotografías relacionadas con pilotos, marcas y personajes ligados a la F-1. Las fotografías en su gran mayoría han sido recopiladas de foros y páginas webs, si alguien piensa o siente que alguna de ellas le pertenece o es autor directo y no quiere que sea exhibida en el blog puede contactarme vía e-mail. En caso de extraerse material del blog, se ruega citar la fuente o el autor de lo que se ha tomado. Se agradecen las lecturas y cualquier comentario, aporte o corrección es muy bienvenido.
_____________________________________________________________________________________

domingo, 9 de agosto de 2009

Eliseo Salazar: "Sin miedo al fracaso" (Parte 5 - F-1)

_____________________________________________________________________________________
Un año de confirmación.



1982 suponía un año de muchas perspectivas para Eliseo, primero seguir en la senda de ganar experiencia en la Fórmula Uno, luego hacer una buena temporada esperando fichar en 1983 por un mejor equipo y así conducir un auto equipado con turbo. El equipo alemán de ATS contrató además a Manfred Winkelhock, piloto que ya había debutado en Fórmula 1 al mando de un Arrows en 1980, pero que no contaba con más experiencia en la categoría, aún así, su nacionalidad le daba ventajas a la hora de los privilegios dentro del equipo, y eso se haría notar con el transcurso de los Grand Prix. El inicio fue auspicioso para el chileno, logró el 12º mejor tiempo en clasificación para el Gran Premio de Sudáfrica, superando a pilotos como Lauda y de Angelis, e incluso a su compañero Winkelhock, en carrera terminaría noveno. Para Brasil las cosas serían diferentes, abandonó en la vuelta 38 con problemas de motor. "Salí sin mucha confianza en el motor, sabía que tenía que cuidarlo y dosificar la potencia si quería terminar, pero lentamente comenzó a fallar. Estoy feliz sin embargo porque cuando lo exigí a fondo cronometré sólo un segundo abajo de Piquet para la vuelta al circuito, lo que significa mucho para la escudería y para mí."


ATS dejó claro en las dos primeras carreras, que si bien no era una potencia como equipo, se situaba en un escalón intermedio, donde podía proporcionar más de una sorpresa, por otro lado ya en Brasil las presiones para favorecer levemente a Winkelhock comenzarón a hacerse notar, fue así como el dueño de Liqui Moly (patrocinador de ATS), suegro del alemán, se hizo presente momentos previos a la clasificación. Long Beach como era de suponer no les fue favorable a los autos alemanes, abandono de ambos en las primeras vueltas. Algo totalmente opuesto sucedería en San Marino, un boicot por parte de varios equipos en protesta a la decisión de descalificar a Piquet y Rosberg en Brasil originó una reducida parrilla en Imola y a la postre un quinto lugar de Salazar y un sexto de Winkelhock, que sería descalificado. Consolidaba así Eliseo su mejor faena en la Fórmula Uno, esto le hizo tomar nuevos desafíos además, como participar en Le Mans al mando de un coche Dome, aunque abandonó a sólo 9 horas de carrera. La experiencia en la tradicional carrera de resistencia mostró la versatilidad de Salazar para conducir autos muy disímiles.


De allí en más las cosas no serían mejores para Eliseo, el auto perdió rendimiento y los favoritismos por Winkelhock eran evidentes dentro de la escudería, más si se sumaban lo intereses de obtener un motor turbo BMW para ATS en el año venidero. Abandonos en Bélgica, Mónaco, Detroit, Canadá y Francia, sólo un 13º lugar en Holanda, antes de Alemania, en donde el chileno viviría un episodio inusual en su carrera.

El brasileño Nelson Piquet lideraba la competencia, cuando se prestaba superar a Salazar en la chicana denominada anécdoticamente Mickey Mouse, era la vuelta 18 en la que Piquet da alcance a Salazar, lo iguala a la entrada de la chicana, es cuando la rueda derecha de Eliseo impacta contra la rueda trasera del Brabham, envíando a ambos autos sobre las barreras de neumáticos, Salazar abandona su coche y de inmediato recibe los insultos de un iracundo Piquet que le hace señas amenazantes, ante el vano intento del chileno por explicar lo sucedido. Piquet le propina tres golpes directos al casco y un puntapie, ante un pasivo Salazar, quien se retira apesadumbrado en tanto el brasileño prosigue sus protestas. "Generalmente no reacciono así, pero en este caso me ofuscó el hecho de que fuera Salazar el mismo que me impidió hacer la Pole Position en Zandvoort y me molestó ya varias veces en carrera" En tanto Eliseo explicaba: "Mi maniobra fue normal y correcta, porque Piquet atacó mi posisción sin superar mi línea y, por lo tanto, me correspondía el beneficio de la cuerda. Si alguien debía frenar no era yo, que carecía de espacio, mientras que él tenía a su disposición toda la escapatoria"



Lo cierto fue que este incidente hizo a Salazar un blanco de todo tipo de bromas, tanto a nivel nacional como internacional, y aún hoy, ya con más humor por la distancia temporal del hecho, debe responder cuando le es recordado cada vez que se le entrevista. Incluso los propios protagonistas bromearon hace algunos años al volver a encontrarse.

Publicidad de la revista Autosport, que ironiza con la frase "Devuélveme mi Autosport, aún no he leído los avisos clasificados".

Piquet y Salazar en un posterior encuentro, bromean al recordar lo sucedido en Alemania 1982

Una novena posición en Monza le devuelve la fe a Eliseo, ya su futuro en ATS estaba prácticamente decidido y se abría la posibilidad de fichar en Toleman para 1983. "Sé que la campaña de este año no fue todo lo que prometió al principio, con aquella clasificación en Kyalami, en donde superé a Lauda, de Angelis, Alboreto y otros, que luego fueron grandes figuras de la temporada. Pero mi equipo no respondió a los requerimientos necesarios. Se dedicaron exclusivamente a atender a Winkelhock y a mi me dejarón de lado. Esto lo pude comprobar con los propios mecánicos de la escudería".

"Mi relación con Winkelhock era buena hasta el GP de Holanda, dónde lo superé con un auto evidentemente inferior. Se complicaron aún más en Austria cuando lo volví a superar en competencia y se rompieron definitivamente en Monza, donde logré clasificarme con su propio auto. Cuando llegó a los pits, tiró lejos el casco y se puso a gritar que cómo era posible que me hubieran pasado su auto".

"Gunther Schmidt es un tipo muy temperamental. Ha despedido más "team managers" que todos los equipos de Fórmula Uno juntos y, habitualmente cambia de pilotos una vez por temporada, porque nadie es capaz de aguantarlo más de un año. Echó de ATS al ingeniero Peter Collins, quien me había respaldado, y entonces asumió Caldwell, quien estaba más interesado en conseguir un motor turbo para el próximo año".



W. Araya C. (con datos y extractos de La Tercera)
Fotos: La Tercera, Deporte Total y Vanidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada